vídeo de Honey Boo Boo Child

26 jul. 2014

Esa noche...















La noche en que olvidaste
un retal de tu sonrisa
en el umbral de mi ventana
y entre sábanas oscuras
rebosaste de caricias
el contorno de mi cama,
esa noche en la que abriste
la persiana arlequinada
del motivo y de sus ganas
y arropaste con tus ojos
la tibieza anquilosada
de mi corazón de escarcha…

La noche en que silbaste
tu osadía más deseada
por debajo de mi espalda
y vestida de esperanza
desterraste a la imprecisa
sensatez de mis entrañas,
esa noche en la que hiciste
demorar la madrugada
aferrándote a mi almohada
y anegaste de premisas
la precaria incertidumbre
de mis horas más amargas…

La noche en que anudaste
tres latidos sin aristas
a mi piel amortajada
y sin ser apenas vista
te colaste en las rendijas
de esta sombra sin ventanas,
esa noche en la que diste
con urgencia rienda suelta
al egoísmo de tus nalgas
y amparada en las estrellas
resolviste desnudarme
sin ambages cuerpo y alma...


9 comentarios:

  1. Noche en que los latidos hicieron eco en la almohada.

    Muy bello tu poema, Anima, me alegra volver a leerte.

    Un beso.

    ResponderEliminar

  2. Esa noche acaso sonreíste, y también tu alma.
    Hermoso, como siempre, mi querido amigo, y es un placer venir a leerte.
    Gracias por la belleza de tus versos, Enrique.
    Un abrazo grande, sonrisas para tus bolsillos, ventanas para tu sombra.

    m.

    ResponderEliminar
  3. Cosas inolvidables, suertuda!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Muy sensual y bello poema, ardiente como esa noche de la que habla en sus versos.
    Besos y muy feliz semana (soy Mayte Dalianegra con mi segunda cuenta de G+).

    ResponderEliminar
  5. Una noche que cobra vida en tus letras, una noche grabada en el alma... Eres un artista!!!

    Mil besinos!!

    ResponderEliminar
  6. La noche versada, esa mantis religiosa que nos hace sucumbir cuando afloran los vacíos del alma.

    Precioso vídeo...

    ResponderEliminar
  7. Vaya noche intensa, inolvidable, roja y absolutamente melancólica en tus versos. Pero una melancolía pasional, subyugante...

    Me dejaste temblando.

    Abrazo grande y felicidades!


    verbal-maritza.blogspot.com
    trazosmaritza.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Las noches contienen secretos que hoy cobijas entre tus letras...
    Ese verbo tan tuyo que resucita pasiones...

    Mi beso Q...

    ResponderEliminar
  9. Esa noche te acaricia entre las arrugas del alma

    Un beso...

    ResponderEliminar