vídeo de Carlos Rojas

17 nov. 2016

Un lugar en el sol




















Existe un lugar en el sol
que solo lleva tu nombre,
un minúsculo rincón
donde el aire es verdad
y el verso, sentimiento,
donde un tímido fulgor
se apodera del silencio
y proyecta a cielo abierto
la  certeza de tu cuerpo…

Si lo miro todo es fuego
mas si  cierro los ojos
por pura inercia  me hiero
y descubro un verbo nuevo                               
con el que engaño al espejo
que soporta ya sin miedo
esta sombra hecha reflejo
de un latido gris y avieso.

Existe un lugar en el sol
que solo lleva tu nombre,
un crepúsculo sin voz
que dilapida la noche
para colmarla de alientos…

Ese lugar es el nuestro, amor,
ese lugar es ya eterno…


26 jun. 2016

Ahora y siempre




En la exigua frontera que separa
mi realidad de tus sueños,
en ese indefinible rectángulo privado
en el que habitan nuestros miedos,
en el filo más cortante de un acantilado
bañado por tu sol y por mis versos,
allí hemos de encontrar lugar y tiempo,
allí latido y verbo de todos nuestros silencios,
allí sorpresa, libertad y entendimiento,
cómplices de un perpetuo sentimiento,
anudados el uno al otro y ambos
a nuestro más que merecido firmamento...


Si vienes, amor,  
allí nos encontraremos.


20 jun. 2016

...pero callo.




















Nada hay que me impida
pronunciar tu nombre.
Poseo todos los datos,
el trazo de cada letra,
la justa entonación
para que sólo tuyo
sea tu nombre
al pronunciarlo...

También sé
en qué recóndito
lugar lo evocan,
con qué inequívoca
inflexión de voz lo invocan
cuando presos de tu boca
tantos pulsos te provocan,
desafiantes te convocan,
te reiteran o revocan...

Nada hay que me impida
pronunciar tu nombre...

...pero callo.



12 jun. 2016

Deseo




















Despegarte de mi piel quisiera
y solaparte a mis adentros
y desatarte pies y manos
y descifrar tu cielo abierto
y desnudarte la ternura
y restañarte los silencios
y deshojarte la piel muda
para latir entre tus versos...


6 jun. 2016

La paz existe en el agua



















La paz existe en el agua,
también en cielos desiertos.
Describe surcos dorados
entre nudos de silencio.
Sus olas viven del tiempo
que un reloj sutil e incierto
regala entre sones dispersos
al peor de nuestros sueños...

La paz existe en el agua,
su humedad respira lento.
Emerge en mares abiertos
y entre soles incorrectos.
Desnuda el más ruin argumento
para ataviarlo de adverbios                                
que rozan la piel temprana
de unos labios que son versos...               

La paz existe en el agua,
palpita y es firmamento
de aceras de sal hirientes
que provocan sufrimiento.
Subyace terca entre el miedo
al crujir de un sueño viejo
que no araña ni calienta
la quietud de mis adentros…

Paz que existes en el agua
y eres motivo y sustento
de este pulso amortiguado
que conjuga sin ser verbo,
rescata mi fe del destierro,
descomprímeme el aliento                                   
y si no sabe que aún la espero
que no muera sin saberlo…


29 mar. 2016

Quisiera...





















Despegarte de mi piel quisiera
y solaparte a mis adentros
y desatarte pies y manos
y descifrar tu cielo abierto
y desnudarte la ternura
y restañarte los silencios
y deshojarte la piel muda
para latir entre tus versos...