vídeo de Olga Vels

14 abr. 2015

Eco de tu aliento...















Tras el cristal quebrado
de todas mis dudas
el eco de tu aliento
me silba mil certezas,
verdades afiladas
que asaetan la epidermis
de esta piel tosca y ajada
que a duras penas soporta
la caricia más amarga,
la de un alma derrotada.

Mi silencio, aun cansado
de luchar contra la nada
que devora los recuerdos,
calla por no dolerme,
por no contarle a ese eco
incierto y gutural de madrugada
lo que este verso insolidario
le susurra con voz queda
al rescoldo mis sueños
cuando cae la luz del alba:

“…lo tuviste entre tus manos
y dejaste que escapara...”

Nada espero ya,
apenas la forma
de un sueño agachado
escondiendo su prisa;
acaso el latido
de un beso estorbándole
al viento con su brisa.

Descalzo de ti, huido,
absurdo, vil, desconocido,
sólo el eco de tu aliento
permanece aquí, conmigo, 
entre mis sueños dormidos.



5 comentarios:

  1. Buaaa... no sé ni qué decirte Ánima... no dejas de hacerme vibrar con tus versos... y es que a menudo... se me llenan los ojos de lágrimas al perderme en tus palabraas... "Tras el cristal quebrado
    de todas mis dudas
    el eco de tu aliento
    me silba mil certezas,
    verdades afiladas
    que asaetan la epidermis
    de esta piel tosca y ajada
    que a duras penas soporta
    la caricia más amarga,
    la de un alma derrotada"...
    Ése descubrir sobre el recuerdo verdades que no vimos.. y aun así no poder huir de las ganas de un regreso que no será...
    Uffffff...
    Duro y precioso...
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  2. ahí esperaré....dormitado

    ResponderEliminar
  3. Sí te digo lo que siento al leerte
    no te gustaría
    solo digo que cuando uno calla.. el silencio mata
    ... en fin
    espero que solo sea un poema
    hemoso por cierto

    ResponderEliminar
  4. Perdona si hoy parezco seca
    soy de decir verdades, aunque duelan
    soy de abrazos sinceros si son necesarios
    tal vez demasiado visceral .. y eso tb pasa cta

    ResponderEliminar
  5. Su eco permanece en ti, los recuerdos, y el silencio.

    Hoy duele tu poema, Anima, vengo mucho ánimo.

    Un beso.

    ResponderEliminar