vídeo de Quique Q

28 ago. 2014

Deseo




















Hoy se adueña de mi cama
un temprano escalofrío
y el deseo más constante
de un deseo voraz y herido
que ejecuta su latido
en el presto pensamiento
que provoca la codicia
de tu cuerpo sobre el mío…

Sin consuelo ni equilibrio
lo desnudo, lo respiro,
lo desgajo a dentelladas
de la piel de mi egoísmo
para anclarlo a tu cintura
que es premura y es delirio
de esta urgencia desatada
que devora mis abismos…

Y no existe mecanismo
que modere esta agonía,
esta lluvia de cristales,
aguijón y letanía,
esta prisa en los portales
cotidianos de mis días,
esta grieta irreparable,
esta hiriente melodía,
esta voz imperturbable,
terca inercia que sepulta
la precaria equidistancia
de tu boca con la mía...


3 comentarios:

  1. La verdad es que tu poema es devorador de almas, llega muy profundo tu voz, tu agonía, tu necesidad, el sentir tu cuerpo en el suyo respirando su piel, haciendo tuya esa entrega que late tu cuerpo y se sacia de sus latidos.

    Maravillosa pasión la de tus letras, que aunque se escuche desgarrada, hace latir fuerte.

    Mi enhorabuena por tu manera de transmitir, amigo mío.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Qué culminen todos esos deseos qué por universales te pertenecen.

    Beso

    ResponderEliminar
  3. Tus palabras golpean como yunque en la fragua de las entrañas
    Beso

    ResponderEliminar